4 factores básicos para la gestión eficiente de equipos

878
5

He tenido la oportunidad de trabajar en muchos y diversos equipos. Unos caracterizados por la rivalidad y competitividad de sus miembros, otros donde la grandeza del objetivo perseguido era tan valorada por sus miembros que a la hora de trabajar se dejaban de lado fácilmente las diferencias personales. Hay algunos en donde la falta de cohesión es tan grande que aunque exista un mínimo de acuerdo, no es suficiente para despertar la sinergia que se esperaría.

Para que un equipo sea eficaz, considero que hay que contar con 4 factores:

Objetivos claros

Antes de comenzar es importante tener claro a donde se quiere llegar. Visualizar el potencial, las posibilidades, oportunidades, y determinar claramente los objetivos a alcanzar en términos concretos, realizables y acotados en el tiempo. Esto también es útil cuando es posible elegir a los miembros del equipo, ya que de acuerdo a los objetivos será mejor contar con un perfil de personas u otro.

Reglas de juego definidas

Desde mi punto de vista, no hay nada más sano que tener reglas de juego claras. De esta manera todos los miembros del equipo saben qué esperar y cuando. Este punto también se refiere a tener delimitadas las responsabilidades. Aunque es bueno apostar a la responsabilidad compartida, habrá ciertos aspectos específicos que correspondan a determinados integrantes.

Comunicación

Es algo que cuesta muy poco y puede conseguir mucho. Una comunicación fluida, en todos los sentidos. Favorecer la comunicación e incluso provocarla. Es un feedback que favorece a todos los miembros de un equipo (en especial al líder que tiene por responsabilidad la gestión del equipo). Procurar el desarrollo de una comunicación asertiva: sinceridad y autenticidad, sin descuidar el respeto.

Espíritu de colaboración

Con los puntos anteriores cubiertos, debería surgir espontáneamente el espíritu de colaboración y sinergia. Si no se observa esta conducta en el equipo hay revisar los anteriores porque seguramente estamos fallando en alguno.

¿Se te ocurren otros factores importantes para la gestión de equipos? Los comentarios están abiertos…

One thought on “4 factores básicos para la gestión eficiente de equipos”

  1. Yo añadiría un aspecto más…
    Desde mi punto de vista creo que los líderes de equipo deben tener la díficil cualidad de saber sacar de cada uno de los miembros del equipo su mejor trabajo. Esto partiendo del conocimiento de las capacidades y cualidades de cada uno. Y esto se consigue con el complicado equilibrio entre cercania y exigencia…ni más ni menos.

  2. Estimado Benja, pude disfrutar de ti como compañero en la JMJ, y aunque no estuviéramos en el mismo departamento, se que transmites todo lo que dices. Enhorabuena por tu blog, ha sido una grata sorpresa, te seguiré leyendo.

  3. Hay un elemento ausente en estos “tips”, en el mismo sentido concuerdo con lo que comenta Macarena: un líder capaz de catalizar el «talento individual» para transformarlo en «talento colectivo» y “alinear” (sin sofocar la creatividad) el sentido de pertenencia de cada integrante, y sus respectivas expectativas, en dirección del cumplimiento de los objetivos a corto, mediano y largo plazo.

    No tiene por qué ser una figura o un miembro en particular. Actualmente es habitual ver “equipos pequeños altamente especializados”, que asumen el rol del liderazgo dentro de “los equipos”.

    Los All Blacks —que ilustran esta nota— son muy atractivos para ilustrar el concepto de “equipo de alto rendimiento”, pero quizás no sean el mejor ejemplo porque se trata de un equipo con gran competencia interna para poder mantener un puesto “en la compañía”. Además, habrá que ver como se llevan entre sí, en el vestuario, cuando pierden un partido.

    Los “organigramas” en las organizaciones con mejor rendimiento: se parecen más a “una esfera” (donde el “líder” puede cambiar de posición y de figura según el problema y la circunstancia que el equipo debe resolver —por ejemplo algunos equipos que trabajan por Proyectos en Microsoft) que a un clásico diseño de “peine” (todos sostienen un cuerpo del que dependen) o a una “pirámide” estructurada según diferentes jerarquías (y da igual que sea al estilo el jefe arriba o la romántica pirámide invertida con la que se ilusionan algunos teóricos pero que nunca se ha comprobado que pueda funcionar).

    FInalmente (gracias por tu paciencia): en contextos tan irregurales como los actuales, circulan mejor las esferas que las pirámides.

  4. Gran aporte Maca, como siempre!

    Muchas gracias Antonio por tus palabras!

    Mario, lo tuyo ha sido casi un post 😉 Gracias! Estoy muy de acuerdo contigo. Lo único que querría aclarar es que la imagen que ilustra esta nota, está ahí por el espíritu del Rugby, y por los Pumas (más que por los All Blacks).

    Saludos a todos!

  5. Hola Benja,

    Yo añadiría un tip que en parte es una mezcla del 3º y 4º, que es la capacidad de lograr que tu equipo se sume al tu sueño, y que lo adopten como propio. Muchas veces los jefes de equipo se esfuerzan en motivar a su equipo -con beneficios económicos o laborales-, pero no les cuentan por qué quieren lograr sus objetivos, cuál es ese objetivo final que les debería unir y por el cual hay que trabajar cada día. Y va más allá de los objetivos, es una forma de envolver esos motivos racionales de negocio en una historia que convenza e ilusione. Creo que para ello se necesita mucha comunicación, y creo tb. que el espíritu de colaboración surgirá de forma espontánea si todos sienten como propio el objetivo final, y no como una obligación laboral o un beneficio económico.

    Un saludo!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Top