Por qué es importante la Inteligencia Emocional

A la hora de juzgar la validez o aptitud de una persona, es frecuente que las personas evalúen la parte más “hard”: sus conocimientos, su formación académica, la universidad a la que fue, si tiene masters o doctorados. Sin embargo, hay una parte mucho más relevante y que es claramente un diferenciador. Esa parte “soft” es la que constituye la denominada Inteligencia Emocional.

Podríamos decir entonces que hay diversos aspectos de la inteligencia, unos cognitivos que hacen referencia a la memoria y capacidad de resolver problemas, y otros aspectos no cognitivos, que son los que permiten comprender y motivar a las personas.

“Cuando las órdenes son razonables, justas, sencillas, claras y consecuentes, existe una satisfacción recíproca entre el líder y el grupo”. El arte de la Guerra

Daniel Goleman en su libro Inteligencia Emocional explica que “Las características de la llamada inteligencia emocional son: la capacidad de motivarnos a nosotros mismos, de perseverar en el empeño a pesar de las posibles frustraciones, de controlar los impulsos, de diferir las gratificaciones, de regular nuestros propios estados de ánimo, de evitar que la angustia interfiera con nuestras facultades racionales y la capacidad de empatizar y confiar en los demás. El grado de dominio que alcance una persona sobre estas habilidades resulta decisivo para determinar el motivo por el cual ciertos individuos prosperan en la vida mientras que otros, con un nivel intelectual similar, acaban en un callejón sin salida”.

Las reglas de juego han cambiado, y esos factores ya no son un diferenciador. Experiencia, formación o inteligencia, son relevantes, pero con la facilidad de acceder a la información, se hace aún más importante el modo de relacionarse consigo mismo y con los demás. De ésta manera, las habilidades académicas pierden relevancia y factores como la iniciativa, la empatía, la adaptabilidad o la capacidad de persuasión se convierten en determinantes.

Es importante destacar que la Inteligencia Emocional se puede desarrollar. Personalmente, creo que la clave está en el autoconocimiento. El Huffington Post publicó un artículo en el que comentaba cuatro actitudes para desarrollarla al enfrentar desafíos:

1) Busca el lado positivo: con frecuencia hay una lección que aprender. Un gigantesco error te puede enseñar la forma de evitar caer de nuevo en las mismas trampas.

2) Mira los obstáculos como desafíos y no como amenazas. Si bien es una habilidad compleja, parte de la resilencia es la forma de evaluar la situación. Cuando se percibe como una amenaza, el cuerpo pasa a un modo de lucha o huida. La gente que ve la situación como un desafío, por otro lado, se energiza y bombea químicos útiles en el cuerpo, como las endorfinas y adrenalina. Esto le ayuda a seguir adelante en lugar de ser paralizado. Es importante replantear la situación como un desafío.

3) Perspectiva. Aunque pueda ser aterrador, céntrate en el aquí y ahora, y no en el “qué pasaría si”. En lugar de tratar de conquistar y luchar contra todos los posibles problemas en el futuro, comienza por lo tangible aquí y ahora.

4) Apoyo . Encontrar a alguien que pueda compartir situaciones de resiliencia puede darte un impulso.

Para terminar, un vídeo relacionado, en el cual Daniel Goleman habla sobre “¿Por qué no somos todos buenos samaritanos?”, evaluando el efecto que tienen el IQ, la empatía y la inteligencia emocional sobre nuestro comportamiento. Vale la pena resaltar esta frase: “Ultimately everybody will know everything, but the question is: will it make a difference?”. Precisamente, ahí está la clave.

427
Add

Una lección de liderazgo

Nadie quedó indiferente tras el anuncio de la renuncia de Joseph Ratzinger. La última vez que un Pontífice lo hizo fue hace casi 600 años, lo cual para muchos era desconocido e hizo esta noticia aún más desconcertante.

El cánon § 332 del código de derecho canónico prevé la posibilidad de la renuncia y aclara que, “Si el Romano Pontífice renunciase a su oficio, se requiere para la validez que la renuncia sea libre y se manifieste formalmente, pero que no sea aceptada por nadie”. No necesita ser aceptada por nadie pues no tiene superior en la tierra. Eso es lo que Benedicto hará formalmente el 28 de Febrero a las 20 horas de Roma, abriendo el período de Sede Vacante y el consecuente inicio del Cónclave.

Hace tres años, en una entrevista con el periodista católico alemán Peter Seewald, Benedicto XVI respondió ante la pregunta de si existía una situación apropiada para la renuncia de un Santo Padre que: “Sí, si un papa llega a reconocer con claridad que física, psíquica y mentalmente no puede ya con el encargo de su oficio, tiene el derecho y, en ciertas circunstancias también el deber de renunciar”.

No obstante, en esa misma oportunidad cuando le consultaron si ya había pensado en renunciar dijo que “si el peligro es grande no se debe huir de él. Por eso, ciertamente no es el momento de renunciar. Justamente en un momento como este hay que permanecer firme y arrostrar la situación difícil. Esa es mi concepción. Se puede renunciar en un momento sereno, o cuando ya no se puede más. Pero no se puede huir en el peligro y decir: que lo haga otro”. Claramente Benedicto luchó intensamente, pero llegó su momento.

[quote text_size=”medium” author=”Benedicto XVI”]

“Sí, si un papa llega a reconocer con claridad que física, psíquica y mentalmente no puede ya con el encargo de su oficio, tiene el derecho y, en ciertas circunstancias también el deber de renunciar”.

[/quote]

Ratzinger no tenía intenciones de ser elegido Papa, sin embargo, asumió la misión que le fue confiada con humildad e intentando realizar el mayor aporte posible a la Iglesia de acuerdo a su originalidad. No son pocas las contribuciones que le atribuyen.

En 2011 trabajé en la organización de la Jornada Mundial de la Juventud en Madrid, la que contó con la presencia del Santo Padre, y pude atestiguar algunos momentos que justifican mis afirmaciones. Un ejemplo simple, aunque potente para los que estuvieron presentes, fue durante la noche en el aeródromo de Cuatro Vientos. Dos millones de jóvenes reunidos con el Papa, y en medio del caluroso verano madrileño, se desató una fuerte tormenta. Los colaboradores cercanos insistían al Santo Padre que abandonara el escenario a lo que él respondió en más de una oportunidad que no, que si los jóvenes permanecían el podría hacerlo también. Posteriormente él se referiría a ese momento con las palabras “Hemos vivido una gran aventura juntos. Firmes en la Fe de Cristo habéis resistido la lluvia”.

Creo que el hecho de que nos encontramos en un contexto donde todas las autoridades luchan por escalar o por lo menos permanecer en el poder, hacen que el gesto de Benedicto sea algo difícil de entender. Hace falta de mucho coraje para dar un paso así, y demuestra una actitud noble, digna y humilde, principalmente si consideramos que el motivo que lo llevó a hacerlo fue la fuerte convicción de que será lo mejor para la Iglesia. Para quienes nos consideramos parte de ella, creo que corresponde estar agradecidos por tener un líder capaz de sacrificarse por el bien mayor; para quienes no, creo que vale la pena admirar el obrar de alguien que pone por encima de todo la misión que le fue encomendada y el bien mayor de la institución que representa. Ojalá sirva de ejemplo para tantos dirigentes. Ciertamente también sentará un precedente para los próximos Papas.

Hubiese sido mucho más fácil para él continuar, sin el coste político y personal de esa renuncia. Benedicto conocía todas esas variables, y sabía a lo que iba a enfrentarse, lo cual sólo hace más valiosa su decisión.

Volviendo a lo que me toca, aquí en Río de Janeiro, como miembro del comité organizador de la Jornada Mundial de la Juventud estoy muy agradecido a Benedicto por haber elegido esta ciudad, la que estoy convencido tiene mucho para regalar a la juventud. Y estoy especialmente agradecido por tomarse su liderazgo tan en serio. Estos días nos han preguntado muchas veces si la Jornada sigue en pie y si contaremos con la presencia del Papa. La mejor forma de responderlo es con las palabras que el propio Benedicto dijera en una reunión con el arzobispo de Río, “la JMJ tendrá Papa, sea yo o mi sucesor”. Es así como probablemente la JMJ sea uno de los primeros viajes del nuevo Pontífice y, para nosotros, la responsabilidad de presentarlo a los jóvenes de todo el mundo.

488
Add

4 factores básicos para la gestión eficiente de equipos

He tenido la oportunidad de trabajar en muchos y diversos equipos. Unos caracterizados por la rivalidad y competitividad de sus miembros, otros donde la grandeza del objetivo perseguido era tan valorada por sus miembros que a la hora de trabajar se dejaban de lado fácilmente las diferencias personales. Hay algunos en donde la falta de cohesión es tan grande que aunque exista un mínimo de acuerdo, no es suficiente para despertar la sinergia que se esperaría.

Para que un equipo sea eficaz, considero que hay que contar con 4 factores:

Objetivos claros

Antes de comenzar es importante tener claro a donde se quiere llegar. Visualizar el potencial, las posibilidades, oportunidades, y determinar claramente los objetivos a alcanzar en términos concretos, realizables y acotados en el tiempo. Esto también es útil cuando es posible elegir a los miembros del equipo, ya que de acuerdo a los objetivos será mejor contar con un perfil de personas u otro.

Reglas de juego definidas

Desde mi punto de vista, no hay nada más sano que tener reglas de juego claras. De esta manera todos los miembros del equipo saben qué esperar y cuando. Este punto también se refiere a tener delimitadas las responsabilidades. Aunque es bueno apostar a la responsabilidad compartida, habrá ciertos aspectos específicos que correspondan a determinados integrantes.

Comunicación

Es algo que cuesta muy poco y puede conseguir mucho. Una comunicación fluida, en todos los sentidos. Favorecer la comunicación e incluso provocarla. Es un feedback que favorece a todos los miembros de un equipo (en especial al líder que tiene por responsabilidad la gestión del equipo). Procurar el desarrollo de una comunicación asertiva: sinceridad y autenticidad, sin descuidar el respeto.

Espíritu de colaboración

Con los puntos anteriores cubiertos, debería surgir espontáneamente el espíritu de colaboración y sinergia. Si no se observa esta conducta en el equipo hay revisar los anteriores porque seguramente estamos fallando en alguno.

¿Se te ocurren otros factores importantes para la gestión de equipos? Los comentarios están abiertos…

878
5

5 puntos para agregar ‘inteligencia’ a las organizaciones

Esta semana tuve la oportunidad de participar, del ‘Smarter Commerce Global Summit 2012 Madrid‘, organizado por IBM. Grandes personalidades de todo el mundo explicaron cómo aplican la ‘inteligencia’ a sus procesos, sistemas e interacciones para mejorar el desempeño de sus organizaciones.

En el blog de Dog escribí tres artículos sintetizando un poco la información compartida en el congreso: algunas de las características que presenta el consumidor actual, el desafío de infundir inteligencia en las organizaciones a partir de insights de los usuarios,  y el último sobre cómo preparar a las empresas para hacer frente al futuro.

Si tuviera que condensar todo lo asimilado en pocos puntos (aunque recomiendo leer los post completos), diría que lo importante para las empresas de cara al futuro es:

#1- Integrar: procesos organizacionales, sistemas, newsletter, web, mobile y Social Media… Cuantas más áreas de la organización estén vinculadas, será más fácil conseguir mayor volumen de información relevante. La comunicación con el consumidor debe ser coherente a través de todos los canales, para que independientemente del medio utilizado para mantener la conversación, ésta siga desde el punto en el que quedó en el contacto anterior. A su vez las organizaciones deben ser aprovechar el potencial que tiene la correcta gestión de sus recursos humanos, son sus primeros prescriptores y quienes en primer lugar definen la reputación de una marca.

#2- Conectar: la experiencia de un cliente con la marca debe ser una. La identidad que agrupa a los que componen la comunidad debe ser la misma en todos los canales, online y offline. Hay que tener en cuenta que la línea que ‘separa’ estos dos mundos se hace cada vez es más difusa. Por último, la comunicación ya no es unidireccional por lo que esta conexión de la que hablamos debe centrarse en el consumidor, sus expectativas, necesidades, emociones, exigencias…

#3- Anticipar: los clientes esperan que las marcas hagan uso de la información que tienen. No se puede desaprovechar toda la información recabada, se debe analizar e interpretar para sacar conclusiones. Lo que antes hubiera sido un valor añadido, ahora es una obligación. No me deja de sorprender lo acertado del principio de Pareto: el 20% de las causas explican el 80% de los resultados. Creo que por eso es tan importante cuidar los detalles.

#4- Personalizar: las nuevas tecnologías permiten identificar a los usuarios que participan en plataformas online (no sólo los clásicos criterios de segmentación sociodemográficos, sino con nombre y apellido). Esto permite dar información de acuerdo a gustos y preferencias perfectamente identificadas para aumentar las conversiones de cada publicación y optimizar la comunicación. Aunque se debe cuidar la forma de personalización para no ser instrusivos.

#5- Correr riesgos: la mayoría de los genios de la historia fueron catalogados al principio como locos, porque se atrevieron a pensar diferente y desafiar los paradigmas de su tiempo. Sólo se crea verdadero valor al hacer algo que no haya sido visto antes. Hay que saber adaptarse a los cambios, descubriendo nuevos modelos de negocio, realizando alianzas estratégicas en todos los niveles y sobre todo siempre teniendo en cuenta que: el mundo está cambiando, el contexto está cambiando, pero el desafío sigue siendo el mismo, dar poder al cliente!

409
1

Los 6 hábitos de un pensador estratégico

En el día a día, muchas veces lo urgente desplaza lo importante. Esto es en parte porque lo “urgente” es más real, concreto y accesible, mientras que lo “importante” requiere poner nuestras neuronas a trabajar y planificar en el mediano/largo plazo.

Sin embargo, si descuidamos el largo plazo, cualquier proyecto en el que estemos trabajando corre serio riesgo de no sobrevivir, por que no seremos capaces de aprovechar las oportunidades que puedan surgir, ni mucho menos de ver las señales que nos indican si vamos bien o mal…

Según Paul Schoemaker hay 6 hábitos que caracterizan al líder estratégico: anticipación, pensamiento crítico, sentido común, decisión, alineación, aprendizaje.

[tabs]

[tab title=”Anticipación”]

Es necesario estar siempre preparados, y tener visión periférica para no abarcar sólo lo inmediato. Si nos dirigimos a toda velocidad hacia una pared, y no levantamos la mirada para darnos cuenta de ello, irremediablemente nos estrellaremos.

[/tab]

[tab title=”Pens. crítico”]

Si todo el mundo actuara bajo los principios o normas generalmente aceptados, no existiría el cambio. Nadie tendría una ventaja competitiva. Pensar y repensar las reglas de juego, reformular los problemas, encontrar las causas, buscar oportunidades. No aceptar nada sin cuestionarlo primero.

[/tab]

[tab title=”Sentido común”]

O quizás podríamos decir capacidad de interpretar, de evaluar y sintetizar grandes cantidades de información, pero sin perder de vista que no es posible analizar todas las variables, aunque con sentido común (que es el menos común de los sentidos), se puede identificar lo más relevante.

[/tab]

[tab title=”Decisión”]

A muchas personas les cuesta tomar una decisión. Dar el paso hacia adelante. Esto puede se puede explicar por características de la persona en cuestión o puede ser por la organización en la que se encuentra. Pero de cualquier forma, tarde o temprano llega el momento de actuar, y para hacerlo no hay que olvidar que “lo perfecto es enemigo de lo bueno”. Hay que ser capaces de encontrar el equilibrio entre calidad y rapidez, y hacer uso de la intuición y experiencia previa para suplir la información que falte, para pasar a la acción.

mafaldita

[/tab]

[tab title=”Alineación”]

Es muy difícil conseguir un consenso total, pero si es necesario intentarlo. Construir confianza y generar compromiso en las personas que afectan de una manera especial el proceso de toma de decisiones.

[/tab]

[tab title=”Aprendizaje”]

Nadie que quiera seguir creciendo puede dejar de “estudiar”. La forma de hacerlo cambia, y el contexto, pero está claro que hay que evitar estancarse. Cada día ofrece nuevos desafíos, preguntas y oportunidades, y no pueden ser resueltos con un conocimiento antiguo. Esto significa también que debemos trabajar la autocrítica, cambiar de camino cuando estamos equivocados, celebrar los éxitos y sobre todo aprender de nuestros fracasos.

[/tab]

[/tabs]

Trabajando estos 6 hábitos podremos aplicar el pensamiento estratégico a cada proyecto en el que trabajemos. ¿Se te ocurre algún otro?

1073
10

Los 14 mejores consejos de Steve Jobs

Antes de la leyenda, existió el hombre, un ser humano del cual muchos quisiéramos aprender. A continuación, algunas lecciones de vida de Steve Jobs. ¡El verdadero legado de un visionario!

1. Rescata lo positivo: Algo que no muchos saben es que Steve no comenzó su vida como un bebé cualquiera, él fue dado en adopción, porque según cuentan, su madre quería una hija y no un hijo. Pero eso jamás lo deprimió, desde joven Steve estuvo agradecido por su amorosa familia adoptiva que por coincidencia, vivía en Palo Alto, California (lugar en donde eventualmente nació Silicon Valley).

2. Haz lo que te gusta: Es muy difícil ser capaz de revolucionar industrias y de innovar si lo que haces no te encanta. Como el mismo dijo en su discurso de Stanford en 2005:

“El trabajo es algo que va a ocupar gran parte de tu vida, y la única manera de estar realmente satisfecho es haciendo un gran trabajo. Y la única manera de hacer un gran trabajo es amando lo que haces. Si todavía no has encontrado tu gran pasión, no te conformes, sigue buscando. La vida es demasiado corta para estar viviendo los sueños de otros y no los tuyos propios”.

3.  Deja tu marca en el Universo: Jobs una vez dijo “Estamos aquí para dejar nuestra marca en el universo, sino ¿para qué estar aquí?”

De joven (cuando todavía iba a la secundaria) Jobs asistió a las conferencias de una pequeña empresa de tecnología llamada Hewlett-Packard. A los 21 ya había trabajado tanto para HP como para Atari, había visto y aprendido todo lo que hacían y había definido lo que quería para su propia empresa.

Y si bien es cierto, valoraba la educación e incluso llevó algunos créditos en la universidad, en cierto momento decidió que lo mejor para él, era abandonarla. Piensen, si no lo hubiera hecho, en 1975 Steve hubiera estado cursando su penúltimo año de estudios, en vez de co-fundar Apple.

Es importante tener una visión clara de nuestros objetivos personales y empresariales. Steve, con 20 años se propuso que todo el mundo pudiera tener un ordenador sencillo y fácil de utilizar en su casa. Crees que lo ha conseguido?.

4. La creatividad es el arte de conectar conceptos: Steve decía que la creatividad está basada en el arte de conectar conceptos diferentes entre sí para crear algo nuevo. Por ejemplo, todos los productos de Apple son una mezcla entre tecnología, arte y diseño. La vida es acerca de “conectar los puntos”. Y esos puntos se encuentran en los lugares donde menos se esperan.

5. Antes de serlo hay que parecerlo: Desde los primeros días de Apple, Steve sabía que Palo Alto (California) era el epicentro de la innovación en tecnología y computación. Desde luego, él quería que su empresa estuviera asociada con esa locación, pero como todos conocen, las bases de Apple comenzaron en un garaje cerca de Los Altos.

La solución, Steve creó una casilla de correo en Palo Alto y contrató un servicio de contestador automático. De ese modo, los clientes tendrían la impresión de que Apple era una gran empresa cuyo centro estaba en el mismo Silicon Valley, aunque la verdad era que sólo se trataba de dos hombres sudando en un garaje al otro lado de la ciudad.

6. Rodéate de personas capaces: Según cuentan, Steve Jobs no era un gran ingeniero informático y Apple no hubiera tenido oportunidad alguna de no ser porque a Jobs se le ocurrió reclutar a Steve Wozniak, desde un inicio. Es más, a través de los años, las compañías de Jobs florecieron gracias a las mentes brillantes que él mismo trajo; para Apple (CEO Tim Cook), para Pixar (CCO John Lasseter), entre otros.

7. La importancia de decir NO: Steve Jobs siempre decía que estaba igual de orgulloso de las cosas que hacían sus productos como de las cosas que No hacían. La innovación viene de decir NO 1.000 veces. La sencillez y simplicidad es lo que hace de sus productos un éxito. Esta es la razón por la que un iPhone solo tiene un botón.

8. No te detengas ante los obstáculos: Steve Jobs se ha encontrado con muchos obstáculos en su vida, pero los ha ido superando exitosamente saliendo aún más reforzado cada vez. Durante el desarrollo del primer ordenador de Apple no tenían dinero para continuar, y en vez de abandonar, vendió su furgoneta para financiar la empresa. Cuando le echaron de su propia empresa, no se retiró a vivir la vida como un millonario más, fundó Pixar y Next, lo que le acabó llevando de nuevo a ser CEO de Apple y a crear el iMac, iPod, iTunes, iPhone, iPad, etc..

9. Domina la comunicación: No importa las grandes ideas que puedas tener y los buenos y bonitos que sean tus productos si no eres capaz de comunicarlo al mundo. Los eventos y presentaciones de Apple se convirtieron en un fenómeno mundial. Steve consiguió que el mundo entero estuviera pendiente del lanzamiento de sus nuevos productos.

10. Esfuérzate por alcanzar la perfección: Jobs prestaba obsesiva atención a todos los detalles. La víspera del lanzamiento del primer iPod, sus colaboradores de Apple pasaron toda la noche trabajando en el reemplazo de la toma de los auriculares porque él consideraba que no hacían click en la forma precisa y deseable.

11. No valores el dinero, valora a las personas: Un consejo universal, hacer las cosas que a uno le apasionan. Como CEO de Apple, Jobs ganaba $1 dólar al año y no porque no le interesara el dinero, sino porque su incentivo era la búsqueda de la excelencia. (Además de las ganancias de sus propias acciones de Apple, claro). Y siguiendo esa pauta, Jobs contrataba gente que también estuviera apasionada con el tema, para luego juntos, cultivar una excepcional cultura empresarial. El trabajo de Apple y Pixar habla por sí solo.

A veces Jobs podía intimidar, pero su carisma personal era lo que de verdad motivaba a sus empleados. Su entusiasmo contagioso fue la principal razón por la que el personal que diseñó el primer Mac se pasó tres años seguidos trabajando 90 horas semanales para concebir una computadora “demencialmente buena”.

12. No realices estudios de mercado: “La gente no sabe lo que quiere hasta que uno se lo muestra”, decía Jobs. Él era su propio focus group. Llevaba sus prototipos a su casa y los probaba durante meses.

13. Toma riesgos y si fallas, rescata lo mejor: Jobs siempre estuvo dispuesto a tomar riesgos, incluso en contra de su propia empresa. Por ejemplo, muchos hubieran dudado en desarrollar el iPhone, pensando que ese aparato podría hacer ver obsoleto a su antecesor, el iPod, pero no Steve.

Pero aún los genios fallan, la diferencia en cómo se reacciona frente al fracaso, por ejemplo, cuando Jobs fue despedido de Apple, en 1984. Al respecto, Steve tuvo algo que decir su famoso discurso en Stanford: No lo vi en ese entonces, pero resulto que ser despedido de Apple fue lo mejor que pudo haberme pasado. El peso de ser exitoso fue reemplazado por lo liviano de ser un principiante otra vez, menos seguro de todo. Me liberó para entrar en uno de los períodos más creativos de mi vida.

Y más palabras inspiradoras de ese mismo discurso:

A veces la vida te golpea en la cabeza con un ladrillo. No pierdas la fe. Estoy convencido de que lo único que me mantuvo en pie fue que amaba lo que hacía. Tienes que encontrar lo que te apasione y esa es una verdad para tu trabajo como para tus seres querido. Tu trabajo va a llenar gran parte de tu vida y la única manera de estar realmente satisfecho es hacer lo que tú consideres un gran trabajo.

14. Recuerda que morirás pronto: Pues aún con una expectativa de vida exitosa, lo máximo de tiempo que tiene un ser humano promedio es de 80 a 90 años. ¡Y recuerden que los años vuelan! Steve sabía de eso mucho más que nosotros:

Recordar que moriré pronto es la herramienta más importante que jamás pude encontrar para ayudarme a tomar decisiones grandes en la vida. Porque casi todo, las expectativas externas, el orgullo, el miedo al fracaso, etc., caen al encarar la muerte, dejando solo lo que es realmente importante.

1110
Add

Original vs Copia

Hay una frase que dice: “Todas las personas nacen como original; la mayoría muere como copia.”

¿Donde está la clave de la originalidad? ¿Está en no copiar, no imitar, y marcar diferencias? Creo que la clave de la originalidad está en 3 factores:

[dropcap]A[/dropcap]ctitud. La forma de hacer las cosas, de actuar, de comportarse. Está compuesta por nuestras creencias, nuestra educación y por el aprendizaje obtenido a lo largo de nuestra vida a través de las distintas realidades y situaciones a las que hemos estado expuestos.

[dropcap]A[/dropcap]utenticidad. Digo lo que pienso, hago lo que digo. Coherencia, ser una sola persona, y no muchas de acuerdo al momento y ocasión. Hay que saber adaptarse, y hay distintos comportamientos aceptados en distintos ambientes, pero tiene que haber un núcleo que no cambie y permanezca, el que muestra a los demás nuestra identidad.

[dropcap]L[/dropcap]ibertad. Basta con reconocer la propia libertad, para defender la propia originalidad. Libertad en actuar con nuestros propios criterios, siendo capaces de superar cualquier tipo de coacción por parte de nuestro entorno.

Navegando encontré el blog: http://peztresojos.blogspot.com/ con una imagen que representa parte de lo que estoy hablando, y abre nuevas preguntas:

546
Add