JMJ: un evento de proporciones “bíblicas”

La revista “Campaigns & Elections” publicó un artículo que escribí junto a Rafa Rubio sobre la JMJ Rio2013. Aquí está la primera parte. Clic aquí para ver el artículo completo en la revista o aquí para descargarlo en PDF.

 

El 22 de julio de 2013 el Papa Francisco aterrizaba en el aeropuerto internacional de Galeão en Rio de Janeiro. Empezaba así, uno de los encuentros más multitudinarios de jóvenes del mundo — de vuelta en Latinoamérica después de 26 años—, y el principio del fin de un trabajo que comenzamos a finales de 2011, la organización de la Jornada Mundial de la Juventud Rio2013.

Pocos pueden imaginarse el volumen de una actividad de estas características: un evento de 6 días. Más de 3,5 millones de participantes de 175 países diferentes. 60.000 voluntarios. 7.800 sacerdotes, 644 obispos y 28 cardenales. Más de 600 presentaciones culturales de 30 países, distribuidas en 130 puntos de toda la ciudad. 264 locales de catequesis formativas. 100 confesionarios. Más de 800 artistas participando de los actos con el Papa. 6.500 periodistas acreditados de 70 países haciendo la cobertura. Una actividad constante en redes sociales, que hizo que el acontecimiento fuera Trending Topic mundial todos los días del evento. Una red de acogida que dio alojamiento a más de 180.000 jóvenes, y un impacto económico estimado en 1.8 billones de reales, que llevó 2 millones de turistas a Río, según el Ministerio de Turismo brasileño. Un evento de proporciones “bíblicas”.

No era la primera vez, la Jornada Mundial de la Juventud es un encuentro que, desde 1985, viene celebrándose cada 2 o 3 años, entre el Papa y los jóvenes en diferentes ciudades del mundo. En 2011 se había celebrado en Madrid y ésta vez, le había tocado a Río de Janeiro.

[quote text_size=”small”]

La Jornada Mundial de la Juventud es un encuentro que, desde 1985, viene celebrándose cada 2 o 3 años, entre el Papa y los jóvenes en diferentes ciudades del mundo.

[/quote]

En un acontecimiento de estas características la comunicación es un elemento fundamental para su éxito. No se trataba sólo de fortalecer la imagen del evento, de la Iglesia, y del Papa, en su primer viaje internacional, ni de aprovechar la visibilidad que otorga a la ciudad y país que lo acogen, que genera una atención internacional comparable con un Mundial de Fútbol o los Juegos Olímpicos, sino de convertir la comunicación en un elemento al servicio de la organización, para lograr los objetivos de evangelización que le dieron su origen, colaborando con la financiación (especialmente a través de inscripciones y patrocinios), la información a los peregrinos y a los habitantes de Rio de Janeiro, para facilitar la convivencia y, también, garantizando un tratamiento informativo en todo el mundo, amplio y de calidad. En este sentido la importancia de la comunicación reside, especialmente, en la capacidad de difusión y amplificación del mensaje que se pretende enviar. Durante esos días, el Santo Padre lanza una serie de mensajes que constituyen la propia finalidad de la JMJ: un encuentro del Papa con los jóvenes de todo el mundo, una herramienta de evangelización.Papa Francisco Copacabana

¿Qué entender por “evangelizar”? Un término muy antiguo en la Iglesia, a la cual el mundo del marketing le ha dado nuevos usos. Hay quienes hablan de la “evangelización” como una estrategia avanzada para conseguir prescriptores de una marca. El término, acuñado por Mike Murray de Apple, hace referencia precisamente al intento de crear notoriedad alrededor de un producto, facilitar su comprensión y utilización para que los propios usuarios se conviertan en prescriptores.

Así, podríamos definir a la JMJ como un gigantesco evento en el que la iglesia busca dar a conocer su marca y conseguir prescriptores que se identifiquen con ella y la defiendan en su vida diaria, algo en lo que, para los cristianos, adquiere una dimensión espiritual.

Si esto es así, podemos decir que la experiencia, repetida en los años, ha sido todo un acierto estratégico. Encuestas, como las realizadas en Sidney o en Madrid, permiten percibir la profundidad con la que cala en la vida de los participantes y su incidencia futura. Por ejemplo, en Sídney, 27% de los entrevistados dijo que se trató de “una experiencia muy buena”, un 47% dijo que fue “una de las mejores experiencias de su vida”, y el 26% dijo que “cambió su vida de forma radical”. Son pocas las marcas o acciones capaces de obtener estos resultados.

189
Add

Por qué es importante la Inteligencia Emocional

A la hora de juzgar la validez o aptitud de una persona, es frecuente que las personas evalúen la parte más “hard”: sus conocimientos, su formación académica, la universidad a la que fue, si tiene masters o doctorados. Sin embargo, hay una parte mucho más relevante y que es claramente un diferenciador. Esa parte “soft” es la que constituye la denominada Inteligencia Emocional.

Podríamos decir entonces que hay diversos aspectos de la inteligencia, unos cognitivos que hacen referencia a la memoria y capacidad de resolver problemas, y otros aspectos no cognitivos, que son los que permiten comprender y motivar a las personas.

“Cuando las órdenes son razonables, justas, sencillas, claras y consecuentes, existe una satisfacción recíproca entre el líder y el grupo”. El arte de la Guerra

Daniel Goleman en su libro Inteligencia Emocional explica que “Las características de la llamada inteligencia emocional son: la capacidad de motivarnos a nosotros mismos, de perseverar en el empeño a pesar de las posibles frustraciones, de controlar los impulsos, de diferir las gratificaciones, de regular nuestros propios estados de ánimo, de evitar que la angustia interfiera con nuestras facultades racionales y la capacidad de empatizar y confiar en los demás. El grado de dominio que alcance una persona sobre estas habilidades resulta decisivo para determinar el motivo por el cual ciertos individuos prosperan en la vida mientras que otros, con un nivel intelectual similar, acaban en un callejón sin salida”.

Las reglas de juego han cambiado, y esos factores ya no son un diferenciador. Experiencia, formación o inteligencia, son relevantes, pero con la facilidad de acceder a la información, se hace aún más importante el modo de relacionarse consigo mismo y con los demás. De ésta manera, las habilidades académicas pierden relevancia y factores como la iniciativa, la empatía, la adaptabilidad o la capacidad de persuasión se convierten en determinantes.

Es importante destacar que la Inteligencia Emocional se puede desarrollar. Personalmente, creo que la clave está en el autoconocimiento. El Huffington Post publicó un artículo en el que comentaba cuatro actitudes para desarrollarla al enfrentar desafíos:

1) Busca el lado positivo: con frecuencia hay una lección que aprender. Un gigantesco error te puede enseñar la forma de evitar caer de nuevo en las mismas trampas.

2) Mira los obstáculos como desafíos y no como amenazas. Si bien es una habilidad compleja, parte de la resilencia es la forma de evaluar la situación. Cuando se percibe como una amenaza, el cuerpo pasa a un modo de lucha o huida. La gente que ve la situación como un desafío, por otro lado, se energiza y bombea químicos útiles en el cuerpo, como las endorfinas y adrenalina. Esto le ayuda a seguir adelante en lugar de ser paralizado. Es importante replantear la situación como un desafío.

3) Perspectiva. Aunque pueda ser aterrador, céntrate en el aquí y ahora, y no en el “qué pasaría si”. En lugar de tratar de conquistar y luchar contra todos los posibles problemas en el futuro, comienza por lo tangible aquí y ahora.

4) Apoyo . Encontrar a alguien que pueda compartir situaciones de resiliencia puede darte un impulso.

Para terminar, un vídeo relacionado, en el cual Daniel Goleman habla sobre “¿Por qué no somos todos buenos samaritanos?”, evaluando el efecto que tienen el IQ, la empatía y la inteligencia emocional sobre nuestro comportamiento. Vale la pena resaltar esta frase: “Ultimately everybody will know everything, but the question is: will it make a difference?”. Precisamente, ahí está la clave.

251
Add

Una lección de liderazgo

Nadie quedó indiferente tras el anuncio de la renuncia de Joseph Ratzinger. La última vez que un Pontífice lo hizo fue hace casi 600 años, lo cual para muchos era desconocido e hizo esta noticia aún más desconcertante.

El cánon § 332 del código de derecho canónico prevé la posibilidad de la renuncia y aclara que, “Si el Romano Pontífice renunciase a su oficio, se requiere para la validez que la renuncia sea libre y se manifieste formalmente, pero que no sea aceptada por nadie”. No necesita ser aceptada por nadie pues no tiene superior en la tierra. Eso es lo que Benedicto hará formalmente el 28 de Febrero a las 20 horas de Roma, abriendo el período de Sede Vacante y el consecuente inicio del Cónclave.

Hace tres años, en una entrevista con el periodista católico alemán Peter Seewald, Benedicto XVI respondió ante la pregunta de si existía una situación apropiada para la renuncia de un Santo Padre que: “Sí, si un papa llega a reconocer con claridad que física, psíquica y mentalmente no puede ya con el encargo de su oficio, tiene el derecho y, en ciertas circunstancias también el deber de renunciar”.

No obstante, en esa misma oportunidad cuando le consultaron si ya había pensado en renunciar dijo que “si el peligro es grande no se debe huir de él. Por eso, ciertamente no es el momento de renunciar. Justamente en un momento como este hay que permanecer firme y arrostrar la situación difícil. Esa es mi concepción. Se puede renunciar en un momento sereno, o cuando ya no se puede más. Pero no se puede huir en el peligro y decir: que lo haga otro”. Claramente Benedicto luchó intensamente, pero llegó su momento.

[quote text_size=”medium” author=”Benedicto XVI”]

“Sí, si un papa llega a reconocer con claridad que física, psíquica y mentalmente no puede ya con el encargo de su oficio, tiene el derecho y, en ciertas circunstancias también el deber de renunciar”.

[/quote]

Ratzinger no tenía intenciones de ser elegido Papa, sin embargo, asumió la misión que le fue confiada con humildad e intentando realizar el mayor aporte posible a la Iglesia de acuerdo a su originalidad. No son pocas las contribuciones que le atribuyen.

En 2011 trabajé en la organización de la Jornada Mundial de la Juventud en Madrid, la que contó con la presencia del Santo Padre, y pude atestiguar algunos momentos que justifican mis afirmaciones. Un ejemplo simple, aunque potente para los que estuvieron presentes, fue durante la noche en el aeródromo de Cuatro Vientos. Dos millones de jóvenes reunidos con el Papa, y en medio del caluroso verano madrileño, se desató una fuerte tormenta. Los colaboradores cercanos insistían al Santo Padre que abandonara el escenario a lo que él respondió en más de una oportunidad que no, que si los jóvenes permanecían el podría hacerlo también. Posteriormente él se referiría a ese momento con las palabras “Hemos vivido una gran aventura juntos. Firmes en la Fe de Cristo habéis resistido la lluvia”.

Creo que el hecho de que nos encontramos en un contexto donde todas las autoridades luchan por escalar o por lo menos permanecer en el poder, hacen que el gesto de Benedicto sea algo difícil de entender. Hace falta de mucho coraje para dar un paso así, y demuestra una actitud noble, digna y humilde, principalmente si consideramos que el motivo que lo llevó a hacerlo fue la fuerte convicción de que será lo mejor para la Iglesia. Para quienes nos consideramos parte de ella, creo que corresponde estar agradecidos por tener un líder capaz de sacrificarse por el bien mayor; para quienes no, creo que vale la pena admirar el obrar de alguien que pone por encima de todo la misión que le fue encomendada y el bien mayor de la institución que representa. Ojalá sirva de ejemplo para tantos dirigentes. Ciertamente también sentará un precedente para los próximos Papas.

Hubiese sido mucho más fácil para él continuar, sin el coste político y personal de esa renuncia. Benedicto conocía todas esas variables, y sabía a lo que iba a enfrentarse, lo cual sólo hace más valiosa su decisión.

Volviendo a lo que me toca, aquí en Río de Janeiro, como miembro del comité organizador de la Jornada Mundial de la Juventud estoy muy agradecido a Benedicto por haber elegido esta ciudad, la que estoy convencido tiene mucho para regalar a la juventud. Y estoy especialmente agradecido por tomarse su liderazgo tan en serio. Estos días nos han preguntado muchas veces si la Jornada sigue en pie y si contaremos con la presencia del Papa. La mejor forma de responderlo es con las palabras que el propio Benedicto dijera en una reunión con el arzobispo de Río, “la JMJ tendrá Papa, sea yo o mi sucesor”. Es así como probablemente la JMJ sea uno de los primeros viajes del nuevo Pontífice y, para nosotros, la responsabilidad de presentarlo a los jóvenes de todo el mundo.

312
Add

¿Mundial de Fútbol?¿Juegos Olímpicos? Antes, ¡JMJ Río2013!

Hace un tiempo publicaba: “Cómo gestionar una comunidad internacional de más de un millón de personas” sin saber que mucho antes de lo esperado, tendría otra vez la oportunidad de seguir aprendiendo de sobre eso…

La Jornada Mundial de la Juventud es el encuentro de jóvenes más grande del mundo, y se realiza cada 2 o 3 años con la presencia del Papa. Esta vez será en Río de Janeiro, en julio de 2013, y se estima que la participación rondará los 3 millones de asistentes.

Para algunos aún se trata de un evento desconocido. De hecho, aquí mismo en Brasil, hay personas que están más preocupadas por el impacto que podría tener el Mundial de Fútbol o los Juegos Olímpicos, sin tener en cuenta que la JMJ Río2013 traerá más gente que esos dos eventos JUNTOS! Si, eso mismo.

Sólo para tener una idea, algunas de las cifras relevantes de la edición Madrid11:

    • El staff organizador fue de aproximadamente 470 personas y participaron cerca de 30.000 voluntarios.
    • Cerca de 2 millones de jóvenes participaron en Madrid provenientes de 189 países.
    • 4.935 periodistas acreditados.
    • 840 obispos y cardenales.
    • 50 M€ costó la edición de Madrid (hay más cosas que organizar, y mucho menos presupuesto que en los eventos mencionados).
    • El 70% de los costos fue afrontado por los participantes y el 30% por patrocinadores.
    • La JMJ Madrid11 dejó 354,3 M€ en beneficios directos e indirectos para España (Datos de auditoría de PwC).
    • 600 millones de telespectadores siguieron los actos televisados.
    • El 78,2% de los extranjeros visitaba España por primera vez. El 89,6% de los asistentes afirmó que volvería en el futuro.

Todo esto pone en evidencia que no se trata de un evento cualquiera, y que muchos países desearían tener la oportunidad de, como Madrid, convertirse en una capital mediática por unos días.

Con más de 54.000 noticias en 108 países, la JMJ de Madrid sirvió para reforzar su credibilidad como potencial sede de otros grandes eventos en el futuro.

Por su parte, la organización de Río 2013 viene trabajando intensamente para que esta edición también sea un éxito, y ahora, yo también me sumo a esta aventura.

368
Add

Cómo convertir una crisis en una oportunidad en Social Media

Cualquier empresa u organización, tenga presencia online o no, enfrenta las críticas del público. Aquellas con presencia online, tienen la ventaja de que pueden responder, e incluso ayudar a sus seguidores más fieles a hablar a favor de la marca. Con esto ya queda sentado que quieras o no, la gente habla, es mejor ser parte de esa conversación.

La forma de gestionar una crisis evidentemente no será igual para cualquier marca. En algunos casos cuando tenga una buena trayectoria, sortear una crisis será más sencillo que cuando la reputación de la marca está puesta en cuestión. También la forma de reaccionar dependerá en gran medida de la personalidad de marca. Lo que está claro es que la mayor parte de las veces es necesario reaccionar y responder de alguna manera.

La reacción de la que hablo no debe ser espontánea sino que debe surgir de un análisis previo. Lo primero es la prevención. La mayoría de las crisis pueden ser anticipadas por quienes conocen la organización y su entorno. Con ese conocimiento se pueden (y deben) elaborar manuales de procedimientos, argumentarios y otra documentación que conforman el Plan de Crisis. El mismo debe estar al alcance de aquellos que deberán hacer frente a la crisis. La única forma de convertir una crisis en una oportunidad, es estando preparado con el correspondiente Plan de Crisis en Social Media, que nos permita recuperar el control de la situación. 

Una vez que la crisis se produce, es clave mantener la cabeza en frío y la comunicación interna lo más fluida posible, y luego una serie de puntos que nos pueden ayudar:

1- ¡Habla! Por qué dejar pasar la oportunidad de construir el relato, no hay que dejarlo en manos de los demás.

2- Deja visibles los comentarios negativos, hay que responder a cada uno, a menos que realmente por la insensatez del comentario no merezca ser respondido.

3- Se natural, comprensivo, sincero y si es necesario pide disculpas.

4- Espera a tener todos los hechos antes de lanzar tu comunicado oficial.

5- Crea un FAQ con las respuestas a todas las preguntas posibles (parte de ellas deberían estar en tu plan de crisis).

6- Responde en tiempo real, puede ayudar a contener la crisis.

7- Cuida nunca la comunicación interna.

8- Conserva las formas.

Aquí encontrarás más de estos puntos y aquí un interesante análisis sobre las etapas de una crisis. Aunque creo que con éstos, y un plan de crisis apropiadamente estructurado debería ser suficiente. No olvidemos que las marcas deben comportarse en redes más como personas, que como marcas, y las personas se pueden equivocar. Con las palabras adecuadas, humildad y aprovechando la comunidad generada alrededor de la marca, una crisis debe convertirse en una oportunidad de comunicación.

474
Add

4 factores básicos para la gestión eficiente de equipos

He tenido la oportunidad de trabajar en muchos y diversos equipos. Unos caracterizados por la rivalidad y competitividad de sus miembros, otros donde la grandeza del objetivo perseguido era tan valorada por sus miembros que a la hora de trabajar se dejaban de lado fácilmente las diferencias personales. Hay algunos en donde la falta de cohesión es tan grande que aunque exista un mínimo de acuerdo, no es suficiente para despertar la sinergia que se esperaría.

Para que un equipo sea eficaz, considero que hay que contar con 4 factores:

Objetivos claros

Antes de comenzar es importante tener claro a donde se quiere llegar. Visualizar el potencial, las posibilidades, oportunidades, y determinar claramente los objetivos a alcanzar en términos concretos, realizables y acotados en el tiempo. Esto también es útil cuando es posible elegir a los miembros del equipo, ya que de acuerdo a los objetivos será mejor contar con un perfil de personas u otro.

Reglas de juego definidas

Desde mi punto de vista, no hay nada más sano que tener reglas de juego claras. De esta manera todos los miembros del equipo saben qué esperar y cuando. Este punto también se refiere a tener delimitadas las responsabilidades. Aunque es bueno apostar a la responsabilidad compartida, habrá ciertos aspectos específicos que correspondan a determinados integrantes.

Comunicación

Es algo que cuesta muy poco y puede conseguir mucho. Una comunicación fluida, en todos los sentidos. Favorecer la comunicación e incluso provocarla. Es un feedback que favorece a todos los miembros de un equipo (en especial al líder que tiene por responsabilidad la gestión del equipo). Procurar el desarrollo de una comunicación asertiva: sinceridad y autenticidad, sin descuidar el respeto.

Espíritu de colaboración

Con los puntos anteriores cubiertos, debería surgir espontáneamente el espíritu de colaboración y sinergia. Si no se observa esta conducta en el equipo hay revisar los anteriores porque seguramente estamos fallando en alguno.

¿Se te ocurren otros factores importantes para la gestión de equipos? Los comentarios están abiertos…

642
5

5 puntos para agregar ‘inteligencia’ a las organizaciones

Esta semana tuve la oportunidad de participar, del ‘Smarter Commerce Global Summit 2012 Madrid‘, organizado por IBM. Grandes personalidades de todo el mundo explicaron cómo aplican la ‘inteligencia’ a sus procesos, sistemas e interacciones para mejorar el desempeño de sus organizaciones.

En el blog de Dog escribí tres artículos sintetizando un poco la información compartida en el congreso: algunas de las características que presenta el consumidor actual, el desafío de infundir inteligencia en las organizaciones a partir de insights de los usuarios,  y el último sobre cómo preparar a las empresas para hacer frente al futuro.

Si tuviera que condensar todo lo asimilado en pocos puntos (aunque recomiendo leer los post completos), diría que lo importante para las empresas de cara al futuro es:

#1- Integrar: procesos organizacionales, sistemas, newsletter, web, mobile y Social Media… Cuantas más áreas de la organización estén vinculadas, será más fácil conseguir mayor volumen de información relevante. La comunicación con el consumidor debe ser coherente a través de todos los canales, para que independientemente del medio utilizado para mantener la conversación, ésta siga desde el punto en el que quedó en el contacto anterior. A su vez las organizaciones deben ser aprovechar el potencial que tiene la correcta gestión de sus recursos humanos, son sus primeros prescriptores y quienes en primer lugar definen la reputación de una marca.

#2- Conectar: la experiencia de un cliente con la marca debe ser una. La identidad que agrupa a los que componen la comunidad debe ser la misma en todos los canales, online y offline. Hay que tener en cuenta que la línea que ‘separa’ estos dos mundos se hace cada vez es más difusa. Por último, la comunicación ya no es unidireccional por lo que esta conexión de la que hablamos debe centrarse en el consumidor, sus expectativas, necesidades, emociones, exigencias…

#3- Anticipar: los clientes esperan que las marcas hagan uso de la información que tienen. No se puede desaprovechar toda la información recabada, se debe analizar e interpretar para sacar conclusiones. Lo que antes hubiera sido un valor añadido, ahora es una obligación. No me deja de sorprender lo acertado del principio de Pareto: el 20% de las causas explican el 80% de los resultados. Creo que por eso es tan importante cuidar los detalles.

#4- Personalizar: las nuevas tecnologías permiten identificar a los usuarios que participan en plataformas online (no sólo los clásicos criterios de segmentación sociodemográficos, sino con nombre y apellido). Esto permite dar información de acuerdo a gustos y preferencias perfectamente identificadas para aumentar las conversiones de cada publicación y optimizar la comunicación. Aunque se debe cuidar la forma de personalización para no ser instrusivos.

#5- Correr riesgos: la mayoría de los genios de la historia fueron catalogados al principio como locos, porque se atrevieron a pensar diferente y desafiar los paradigmas de su tiempo. Sólo se crea verdadero valor al hacer algo que no haya sido visto antes. Hay que saber adaptarse a los cambios, descubriendo nuevos modelos de negocio, realizando alianzas estratégicas en todos los niveles y sobre todo siempre teniendo en cuenta que: el mundo está cambiando, el contexto está cambiando, pero el desafío sigue siendo el mismo, dar poder al cliente!

229
1

Las 6 claves del éxito comunicacional de Lady Gaga

Si dijera su nombre real (Stefani Joanne Angelina Germanotta), muchos no sabrían de quien hablo. Lady Gaga, desde mi opinión, es un claro ejemplo de cómo aprovechar al máximo las técnicas de comunicación y marketing.

Para saber un poco de quién hablamos, hay que entender que Stefani viene de un contexto católico, una familia de clase media, y desde muy temprana edad desarrolló gran habilidad para la música y una fuerte motivación por llegar lejos a través de ella. Se abrió paso en el mundo de la música, primero como compositora hasta que fue descubierta por el productor Rob Fusari, a quien ella atribuye el seudónimo de Lady Gaga (mientras ‘The New York Post‘ lo atribuye a una estrategia de marketing), y posteriormente con Vincent Herbert dio su salto más grande.

Habrá a quienes les guste más o menos Lady Gaga, lo cierto es que a nadie deja indiferente y es indiscutible el éxito de su estrategia de comunicación. Todo esto sin entrar a juzgar si las ideas que promueve son las suyas propias, o simplemente asumidas para conquistar a su target. Desde mi punto de vista los 6 puntos que determinan el éxito comunicacional de Gaga son:

1- Un cuidado y detallado benchmarking

Muchos de los elementos presentes en sus presentaciones y videos son similares a los utilizados previamente por otros cantantes del mundo POP, en los cuales asume abiertamente haberse inspirado (Madonna, Michael Jackson, entre otros). Aprovechar y desarrollar lo existente es algo que muchos temen hacer por no imitar, pero al no hacerlo se puede caer en los mismos errores en los que otros ya cayeron y superaron…

2- Relato consistente

Gaga ha sido siempre muy coherente con su relato. A través de sus canciones y apariciones públicas refuerza su mensaje y ha sabido explotar al máximo la originalidad, autenticidad, el riesgo, la polémica, los rumores… creando en la mente de sus seguidores la imagen de ‘la chica que no encajaba pero ha conseguido triunfar, y que está dispuesta a defender a quienes son como ella era’.

3- Identidad, segmentación y gestión de la comunidad

La identidad es clave para una comunidad, es lo que une y define a sus miembros y por lo tanto le permite existir. Stephanie trabajó desde el inicio en la definición de esta identidad, pero no fue hasta el disco ‘The Fame Monster’ donde descubrió su ‘nicho de mercado’. Es ahí cuando ella comienza a llamar a sus seguidores  ‘little monsters’, y a llamarse a sí misma ‘mother monster’, profundizando esta imagen y concepto en sucesivas representaciones. A su vez, ‘Little Monsters’ es el nombre de la red social propia que lanzó este año, que todavía es sólo accesible por invitación. He podido entrar a la red, y en pocas palabras se podría decir que es una red social muy visual, con elementos similares a Pinterest, en la que sus seguidores comparten contenido relacionado con esta identidad.

Para la gestión de su comunidad, desde siempre hizo una clara apuesta por las redes sociales, en las que interactúa con sus seguidores haciéndolos sentir parte del relato. Además intenta siempre dar protagonismo a sus seguidores y ofrecerles algunos privilegios (lanzamiento anticipado de canciones en redes sociales, etc).

4- Contar con la gente indicada

Como en todo, es importante rodearse de gente capaz. ‘Haus of Gaga‘: es el nombre con el que ella se refiere a su equipo detrás de escena. Entre sus miembros se cuenta a un coreógrafo, un especialista en moda, bailarines, su manager, un equipo creativo, entre otros. En definitiva la gente que está siempre pensando aquello con lo que Stefani sorprenderá al mundo.

5- Reinventar el negocio

En lugar de luchar contra modelos de negocios decadentes, Gaga se ha adaptado buscando agregar valor de nuevas formas. Mejorando el estilo de presentación de sus shows en comparación con la competencia, desarrollando su propio merchandising e incluyendo publicidad en sus videos. Google, Amazon, BestBuy, CocaCola, Beats, y Polaroid son sólo algunas de las marcas con las que ha realizado alguna acción.

6- Detalles

Muchas veces el éxito está asegurado por la preocupación por las pequeñas cosas. Y al mejor estilo Steve Jobs, Lady Gaga (y su equipo) cuida al máximo todo aquello que rodea a su imagen. Trata de transmitir a su vez una imagen de honestidad y transparencia, no hace playback en sus presentaciones, agradece siempre a sus seguidores con cada nuevo logro conseguido, maneja el timing de cada acontecimiento a la perfección. Pero lo más llamativo es que ha hecho del marketing su estilo de vida, así es como es evidente que en cada una de sus apariciones en público, nada está librado al azar.

407
2